24 agosto 2007

Animales puros e impuros













La semana pasada íbamos a comer con unos amigos que son adventistas, como nosotros, y quedamos en preparar un plato ellos y otro nosotros para compartir. Decidí hacer una ensaladilla rusa, y recordé que ellos no toman atún, porque lo consideran animal impuro. Lo hemos comentado alguna vez con ellos y con otros adventistas rumanos, pero no hay manera: dicen que es impuro porque allí en Rumanía deben de habérselo enseñado así, y están convencidos de que no tiene escamas.
(Diferenciamos los animales puros de los impuros según lo que dice en la Biblia, concretamente en Levítico 11:
Si vamos al caso del atún, nos fijaremos especialmente en los versículos 9 al 12:

9"De todos los animales que hay en las aguas, podréis comer éstos: todos los que tienen aletas y escamas en las aguas, en los mares o en los ríos, podréis comer.

10"Pero todos los que no tienen aletas ni escamas en los mares y en los ríos, entre todo lo que se mueve en las aguas y entre todas las criaturas vivientes que están en el agua, os serán abominación;

11os serán abominación, no comeréis de su carne y abominaréis sus cadáveres.

12"Todo lo que en las aguas no tenga aletas ni escamas, os será abominación.


Bien, pues aquí tenéis algunas de las definiciones de ATÚN que he estado viendo en la red:
1. Son buenísimos nadadores, capaces de recorrer grandes distancias y alcanzar velocidades de hasta ¡70 kilómetros por hora!. Sus escamas son muy pequeñas, poco evidentes y lisas, y los podemos encontrar en aguas templadas y cálidas.

2. El atún es un pescado de gran tamaño, en forma de torpedo, corpulento y de cabeza pequeña. Tiene el dorso de color gris metálico con escamas fáciles de separar.

3. De la familia de los atunes, es conocido desde tiempos remotos. Su nombre, “tanion”, figura entre los pocos peces que cita la Biblia. El color de su dorso es azul oscuro, casi negro; los costados y el vientre tienen un color blanco plateado, en donde aparecen líneas transversales de colores alternados con unas hileras de puntos. Tiene escamas.

4. Los atunes son peces con características morfológicas que les permiten ser buenos nadadores; tienen cuerpo fusiforme, cabeza pronunciada en forma de pirámide triangular y boca relativamente pequeña con respecto al desarrollo del cráneo. Las escamas que cubren su dura y muy resistente piel son pequeñas, poco evidentes y lisas.

5. Características: cuerpo de dorso alto y en forma de huso, cabeza larga y hocico corto y puntiagudo. Mandíbulas relativamente pequeñas que llegan solo hasta el borde anterior del ojo. Hueso anterior e intermaxilar no extensibles; dientes pequeños, cónicos, distribuidos en una hilera en cada mandíbula. Ojos pequeños en cápsulas óseas. Escamas pequeñas, solo el pecho está de escamas grandes que forman como un corsé, 2 aletas dorsales situadas muy cerca la una de la otra (la distancia entre ellas es inferior al diámetro del ojo), la primera con 13-15 radios espinoso, la segunda con 1 radio espinoso y 13-15 estructurales, 8-10 pinnulas por detrás. Aleta anal, con 11-15 radios estructurales, seguida de 8-9 pinnulas. Aletas pectorales cortas (llegan solo hasta el 12 radio espinoso de la aleta dorsal). Aleta caudal con una clara carena a lo largo de la mitad de la cola; aleta caudal en forma de media luna. Color: dorso negro azulado, cara ventral blanco plateado. Aletas oscuras, aleta anal y pinnulas de tono amarillo. Longitud: máx 3m.(no es habitual que superen los 2,6 m de longitud). Longevidad: 15 años aproximadamente.


Bueno, creo que no hace falta darle más vueltas. Bíblicamente, el atún es un animal limpio, apto para el consumo. Si tenéis algo en contra hacédmelo saber.

16 comentarios:

raindrop dijo...

Ya decía Einstein: "¡Triste época la nuestra! ¡Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio!".
Aunque hubieras escrito el doble en el artículo y aunque hubieras dado infinidad de argumentos más, seguro que todavía hay quien no se dejará convencer ...ni aunque llegue a tocar las escamas con sus propios dedos. Los seres humanos somos así.
Hace tiempo escribías un artículo con el título "monos y bananas" (o algo así). Ahí estaba la explicación de todo esto. Nos acostumbramos a aceptar cosas sin cuestionarlas y a no rechazarlas después aunque el peso de los argumentos en contra sea descomunal.
(Por cierto, el atún es rico en proteínas y ácidos grasos omega-3, para el que ande necesitado).
Aprovecho para enviarte un besazo, hermanica.

Anónimo dijo...

Evidentemente el atún es un pez limpio, es decir, bíblicamente comestible. De todos modos, ¿no es tiempo ya de erradicar de nuestra alimentación el uso de carne y pescado? A toda la información valiosa que recibimos del inestimable don del Espíritu de Profecía, se añaden los descubrimentos científicos que vierten información sobre las enfermedades que afectan y sufren actualmente los animales y peces. Todo ello debería hacernos reflexionar y enmendar nuestro estilo de vida. Es cuestión de hacer un buen y saludable propósito. ¡Ánimo!

Ana dijo...

El espíritu de profecía es un mero complemento de la Biblia y nunca deberá contradecirla. Nuestro mayor ejemplo es y siempre será Jesús, que, vaya, vaya, no era vegetariano. ¿Qué cosas, verdad?
En cuanto a todos los que llamas "descubrimientos científicos", supongo que no te olvidas que no se refieren exclusivamente a peces y animales, sino también a todo el mundo vegetal. ¡Ánimo a ti también! Desde luego, el estilo de vida que cada uno elige, lo que debe es hacerle feliz y saludable. Saludos, anónimo.

José Antonio López dijo...

Te felicito por tu artículo y también por la contestación al comentario anónimo. La verdad es que me quedé perplejo cuando hace un par de semanas me plantearon esa cuestión, tengo la impresión de que a falta de un nivel espiritual alto anhelamos normas y prohibiciones. En la época de Jesús las cargas que se habían añadido a las leyes mosaicas eran tantas que el carácter de Dios (el legislador) se había diluído completamente. Es muy humano querer enmendar la plana a Dios y corregirle, además cuantas más normas, más cosas que cumplir menos espacio para la fe y más para la salvación por obras. Con tu permiso quiero citar la siguiente frase de anónimo: "Evidentemente el atún es un pez limpio, es decir, bíblicamente comestible. De todos modos" Bíblicamente comestible PERO, en vez de "de todos modos" tendría que venir un punto y final. No impongáis más cargas de las que Dios dejó registradas en La Biblia, no me extraña que los evangélicos nos achaquen que ponemos a Elena White a la misma altura o por encima de La Biblia.

Saludos

raindrop dijo...

Es muy importante el tema de la alimentación, en cuanto a la preservación de un aceptable estado de salud. Son igual de importantes otros aspectos, como el ejercicio físico (no conozco a ningún 'integrista' del ejercicio físico en nuestras iglesias, ¡qué curioso!), el descanso, el uso del agua y la luz solar, etc.
Esto sólo es el marco de actuación del factor más importante de la salud: el Amor de Dios. Si con el marco impedimos la actuación del Amor de Dios, entonces nos hemos perdido en el camino. ¿Por qué digo esto? Por una anécdota que sucedió en una iglesia cercana:
Una señora que visitó la iglesia (no era miembro y creo que no volvió a visitarla, ¡qué pena!), detectó un extraño enfrentamiento entre vegetarianos y no vegetarianos: los vegetarianos atacaban duramente a los no vegetarianos, insistiendo incluso en que su salvación estaba en juego. En confianza, la señora le dijo a su anfitrión en ese día: "Éstos dicen no comer carne, pero yo veo que se están comiendo la carne de sus hermanos".
Cuidado con asumir el papel de Dios y decir quién se salva y quién no. Si voy a condenar a los no vegetarianos, estoy condenando a Abraham, a Moisés (habrá que echarlo del cielo, donde está ahora mismo), a Pedro, a Pablo, a Lutero, y ¿por qué no? a Jesucristo mismo...

raindrop dijo...

Una última puntualización:
En el mundo adventista se acostumbra a identificar "ESPÍRITU de PROFECÍA = ELLEN G. WHITE" y se llega a hablar de este modo: "La Biblia y el Espíritu de Profecía dicen...", lo que me parece una imprecisión que lleva a equívocos, porque se acaba priorizando los textos de la señora White por encima de la Biblia, aunque sólo sea por el volumen de producción.
Juan dice en Apoc.1:9 que estaba preso en Patmos "por causa (...) del testimonio de Jesucristo" y en Apoc.19:10 que "el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía". Si el espíritu de la profecía fuera la señora White o sus libros exclusivamente, entonces es que Juan estaba en Patmos ¡por causa de la señora White! Seamos cuidadosos al utilizar el lenguaje, para hacernos entender por todos. Los que crean que la Biblia y el Espíritu de Profecía son dos cosas diferentes (aunque relacionadas, por supuesto), se han despistado un trecho y están poniendo frente a frente una misma inspiración. El libro de Isaías es espíritu de profecía, los libros de Moisés son espíritu de profecía, los de Ellen White son espíritu de profecía, etc. porque el Espíritu Santo es el único propietario del don y lo da a quien quiere.
La señora White siempre dijo que sus libros eran una luz menor para guiar a una luz mayor (que es la Biblia) e insistía en que se citara la Biblia antes que sus escritos (ver Mensajes Selectos, tomo III, el capítulo 4 completo: "La primacía de la Palabra").

Jónatan Dolcet dijo...

Vaya, vaya, ¡¡cómo pueden malinterpretarse las palabras!!¿Quién ha hablado de poner a Elena por encima de la Biblia? ?Quien ha acusado a alguien de no salvarse por no ser vegetariano? Por favor, no saquemos las cosas de madre. Creo que mi comentario no es fruto de una manía personal, pero no es menos cierto que alguien debe tener algún prejuicio personal en contra de aquel o aquella que sigue un régimen vegetariano y ánima, que no impone, a otros a seguirlo, tal y como se expresa la Sra. White. Jesús comía carne. Indiscutible, pero la pregunta es, ¿la comería hoy? Basta con leer lo que él, por medio del Espíritu Santo ha inspirado a Elena White para saber la contestación. Evidentemente, que Jesús no condenaría a alguien por comer carne, pero seguramente le animaría a dejar de consumirla en la medida de lo posible, sin olviar de ecomendar el uso y consumo de agua, el sol, el descanso, el ejercicio físico y todos aquellos factores que incluye la llamada reforma pro salud.
Por último decir que el Espíritu de Profecía es más que un mero complemento a la Biblia. Es una luz menor que nos guía a la comprensión de la luz mayor. Sí, luz menor, pero luz y no complemento. Si desechamos el "complemento" en aquello que no nos interesa, la luz mayor puede dejar de brillar con la intensidad que debería hacerlo. Dejemos de acomplejarnos por alguna opinión del mundo evangélico a cerca de la Sra. White en relación a la alimentación. A veces da la impresión de que menospreciamos o subestimamos una de las doctrinas fundamentales de nuestra fe como es el Espíritu de Profecía, algo que, afortunadamente, no sucede con el sábado o con cualquier otra doctrina adventista, como por ejemplo, el no consumo de carnes inmundas.
Y aún algo más, no es un simple anhelo de normas y prohibiciones, por cierto, la Biblia está llena de ellas, si lo quieres ver así. Se trata más bien de indicaciones y consejos de alguien que sabe lo que realmente nos conviene.
No era mi intención herir sensibilidades, ni abrir ningún debate cuando realicé mi anterior comentario bajo "anónimo", no acerté a poner mi nombre.
Creo conocer a dos de lo interlocutores y os puedo asegurar que os aprecio de todo corazón.
Un saludo y un abrazo en Cristo.
PD: Por cierto, no suelo comer atún, pero si me invitáis a comer algún día y hacéis ensaladilla rusa cn atún, me la comeré de buena gana. Eso si siempre y cuando vaya acompañada de una buena cervez o,o,¿vale?
Bendiciones.

Ana dijo...

Es la primera vez que uno de mis posts trae tanta cola de comentarios. Es penoso que tenga que ser por este tema.
En fin, por mi parte lo doy por zanjado. Fui vegetariana, y lo dejé poco a poco al quedarme embarazada de mi segundo hijo. Mi cuerpo necesitaba mayor cantidad de proteína. Desde entonces me encuentro mejor que cuando no comía nada de carne, ni pescado, ni leche, y muy, muy pocos huevos. Los consejos de E. White son maravillosos, pero resulta que respecto a este tema ni siquiera los pastores se ponen de acuerdo del todo. De hecho el que pastorea mi iglesia nos ha dado una visión muy diferente, y con la que cada vez estoy más de acuerdo. La pena de muchos vegetarianos es lo que decía raindrop, que acaban comiéndose a sus hermanos. Y, lamentablemente, la mayor parte de vegetarianos estrictos que he conocido, no me han parecido de aspecto demasiado saludable precisamente.
Jonathan, quedas invitado a esa ensaladilla con atún. Lo de la cerveza 0,0, la pones tú.

raindrop dijo...

jónatan dolcet: No entiendo eso que escribes "el Espíritu de Profecía es más que un mero complemento a la Biblia".
Que yo sepa, el Espíritu de Profecía es el don del Espíritu Santo que hace posible que tengamos la Biblia (esto es, la Palabra de Dios revelada a los hombres) y no un complemento de la Biblia o más que un complemento (es que sobra lo de "complemento").
Y luego parece que te contradices con lo de "luz y no complemento".
Supongo que el lío es por pensar una vez más en 'La Biblia y el Espíritu de profecía...' como ya dije en el comentario anterior.
Por lo demás, no siento ningún complejo de que Ellen White forme parte de los mensajes de Dios para el hombre (registrados desde Moisés hasta...). Pero igual que con la misma Biblia se han formado miles de religiones, corremos el riesgo de formar otras tantas con los libros de E. G. White. Lo que creo que es necesario es interpretar del modo más correcto sus escritos, sin olvidar contextos textuales, históricos, etc. Si forman parte de la misma revelación Biblia y textos de la señora White, entonces deberíamos tratarlos con semejante consideración.
En ocasiones (¡no siempre!) oigo a personas que dicen: "La hermana White dice [tal cosa]". Pero [tal cosa] no aparece por ningún lado cuando te pones a buscar concienzudamente. Normalmente no te dicen ni en qué libro lo han leído. Posiblemente habrán escuchado a alguien que escuchó a alguien..., pero seguro que ni lo han leído. Y con todo esto se crea una 'tradición adventista'. Habrá que ponerse las pilas y estudiar un poco más cada uno por su cuenta (¡y no para atizar a nadie con lo que se encuentre!).
Por lo demás, insisto en lo que dice Ana. Daniel y sus amigos destacaron sobre los demás cuando aplicaron su dieta. Los vegetarianos más activistas de mi iglesia para nada son ejemplares de esto. Posiblemente, incluso se estén alimentando mal. Porque vegetariano no es garantía de saludable. Hacen falta más cosas.
Y perdón por haberme extendido tanto, porque lo que contamina al hombre no es lo que entra por la boca, sino lo que sale de ella.
:)
Un abrazo con mucho cariño a todos los que han participado en este asunto. Yo ya me retiro de este tema.

Jónatan Dolcet dijo...

Ana, puedo entender tu posición y sin haber escuchado la posición de tu pastor,sea cual sea, si desaconseja la reforma pro salud o minimiza su importancia, sólo puedo decir que "no puedo entender esa posición". Hay mucho que decir sobre el tema, pero cada uno ya sabemos donde tenemos que ir para tener luz al respecto. En cuestiones de alimentación la iglesia adventista debería ser cabeza y no cola.
Es cierto que hay vegetarianos que tienen mal aspecto, creo que, de momento y afortunadamente, no es mi caso, pero no es menos cierto que también hay no vegetarianos que tienen muy mal aspecto.
Por desgracia el "canibalismo eclesiástico" también es practicado por aquellos hermanos que no son vegetarianos.
Me sabe mal que, en alguna ocasión, este tema ha sido mal planteado por aquellos que han adoptado un régimen alimenticio vegetariano, pero no es menos cierto que también hay hermanos que plantean mal el tema de la justificación por la fe, o el sábado, o... y no por eso dejo de creer en ello o arremeter contra la doctrina (no lo digo por tí) y contra el que practique y predique esas doctrinas, incluida la reforma pro salud.
Me alegra saber de ti y de los tuyos. Un abrazo y a ver si cae esa ensaladilla algún día de estos.

Ana dijo...

Jonatan: Antes de posicionarte ante cualquier tema debes escuchar lo que alguien plantea. Y lo que dice nuestro pastor es realmente interesante. Si quieres saber más, y entonces decantarte por algo, lo mejor es que hables con él directamente, porque te lo explicará cien mil veces mejor de lo que yo pudiera hacerlo.

jessicanavio dijo...

HOLA SOY NUEVA ME HE AUTOENVITADO, SIENTO SI ME HE METIDO EN VUETRA DISCUSI�N PERO ME SIENTO CON LA OBLIGACI�N DE DEDCIR ALGUNAS PALABRAS.. AUN RECUERDO TU COMIDA VEGETARIANA ANA... ESPERO Y DESEO QUE VUELVAS A ELLOS... BESOS
AL PRINCIPIO ADAN Y EVA COM�AN CARNE?? NOOOOOOO, Y HABIA ANIMALES... DESPUES EL PECADO ENTR� M�S Y MAS EN LA TIERRA Y TODO FUE CAMBIANDO.. EL COMER CARNE NO FUE ESTABLECIDO POR DIOS, NUESTRO DEBER ES SEGUIR LOS PASOS QUE DIOS NOS HA DEJADO.. LA ALIMENTACI�N ES UNO DE ELLOS... LA LIMENTACIÓN DE EDEN...
NO SAQUEMOS LOS VERSICULOS DE LA BIBLIA DE CONTESTO, ESO ES LO QUE SATANAS QUIERE.. PARA QUE TODOS ESTEMOS EN DESACUERDO..
HUBO UN MOMENTO EN LA VIDA DEL PUEBLO DE ISRAEL QUE FUE VEGETARIANO... LOS ANIMALES DEL MAR TANTO LOS ANIMALES DE LA TIERRA, TIENEN GRANDISIMAS ENFERMEDADES.. EL ANIMAL DEL MAR SE ALIMENTA DE TODOS LOS RESIDUOS DE LOS BARCOS... MUCHO CACA DE LO QUE NOSOTROS TIRAMOS... NO AMAMOS A LOS ANIMALES??? POR QUE LUEGO CONDENAMOS A AQUELLOS CARNIVOROS QUE SE HAN COMIDO A UNA PERSONA? O MAAMOS A UN ANIMAL POR QUE SE HA COMIDO A UN HOMBRE, POR EJEMPLO UN LEON.. NOSOTROS SOMOS PEOR QUE ELLOS, POR QUE MATAMOS Y COMEMOS POR GUSTO... E INCLUSO POR DIVERSI�N.. DIOS NO PUSO A ADAN EN LA TIERRA COMO SOBERANO PARA MATAR A LOS SERES QUE ESTAN POR DEBAJO DE NOSOTROS..
ALIMENTACI�N...

".... POR LO CUAL, SI LA COMIDA LE ES A MI HERMANO OCASI�N DE CAER, NO COMERE CARNE JAM�S, PARA NO PONERLE TROPIEZO A MI HERMANO" 1 CORINTOS 8: 13

Anónimo dijo...

la limentacion igual que las religiones o la politica nos posiciona de forma muy diversa, las creencias son una de las razones por las que el hombre elige una u otra dieta, pero no nos puede posicionar en bueno o malo...no existe la dieta ideal..ni la buena o mala dieta...el hombre es tan diverso como el mundo y los climas y asi los productos que comemos.
realmente es muy respetable que alguien tenga de guia la biblia inlcuso para comer, pero recapacitar es también humano y entender a los demas tambien es bueno y "cristiano" por que no?? el hecho de comer unos u otros productos solo ha de ser una eleccion que nos aporte un bienestar y una buena salut, ademas de poder disfrutar con uno de los placeres mas primarios y comunes. También creo que aunque respetable es muy peligroso censurar tambien en la alimentacion y vincular esto con las creencia espirituales de cada uno...pues creo hoy estan fuera de lugar, aunque vuelvo a decir que alla cada uno con sus nromas de vida. Solo me parece mal el que nuestros dogmas siempre nos partan de los demas auqnque deberian acercarnops..la realidad es que vivmos nuestra fe como algo cerrado y que nos protege de no contaminarnos de todo lo exterior a lo nuestro, inlcuso en la comida y ahi todos deberiamos revisar nuestras formas de creer o de tener fe, todas las religiones deberian hacer un esfuerzo por actualizar su vision del mundo actual y darse cuenta de lo que es simplemente una buena literatura y lo que deberia ser nuestra actuacion en este nuestro mundo con respecto a los demas´.
Se que siempre nos molesta que nos cuestionen nuestra fe o si es mejor o peor que otras, ya que la nuestra siempre nos parece la unica, la verdadera y realmente ahi está el gran fallo de todas
Comer o no comer segun que no nos hace mejores..lo que si nos hace mas personas es entendernos mas entre todos y dejar a parte nuestras verdades, ya que solo son locales y de ambito personal, pero no nos sirve sin mas si no entendemos a los otros y eso es lo que fesus seguro desearia si estuviese entre nosotros...hemos idealizado las escrituras y no vemos mas alla de nuestras narices, deberiamos reflexionar en todo lo que nos incomunica y hacer un esfuerzo por estar en conexion con este mundo actual que vivmos.
Os deseo a tods mucha felicidad y buen provecho.
salutt

Ing. Ali J. Gonzalez dijo...

Solo sé que en el cielo nadie comerá carne, así que ¿no sería lógico comenzar aquí en la tierra?
Si el Señor me dice que puedo mejorar mi conexión espiritual con El, (aunque sea un poquito) al ser vegetariano, no lo voy a hacer? Claro que si!

Anónimo dijo...

Reconociendo que todos tienen razón, en la parte de la exposición y defensa de los argumentos, a favor, en contra o me da lo mismo, creo que siempre se ha distinguido la Iglesia Adventista por tres o cuatro razones fundamentales. Y éstas razones, han permitido, con el tiempo, hacerla distinta, diferente e identficable, positivamente, de las demás denominaciones religiosas, protestantes o no, en la calificación de una Iglesia digna a imitar. Pienso que cada uno puede pensar y hacer lo que considere más apropiado o idóneo en su vida. Pero al margen de ello, no se puede, no se debe, creo, derribar las columnas en las que se fundamenta una comunidad religiosa admirada y respetada por muchas personas del mundo científico, político y social. El Sábado, la salud, el amor a los demás y la alimentación saludable, han sido, y deberían seguir siendo, los pilares de una Iglesia que nació con vocación de ayudar a las personas espiritualmente y físicamente. Argumentos, a favor y en contra, no faltarán. Que cada uno haga lo que mejor considere apropiado, sin molestar, ofender ni argumentar ideas y apreciaciones despectivas contra nadie. En el fondo, creo, el mensaje está ahí. Cristo viene. Que el corazón de cada uno piense la mejor manera de darle la bienvenida. Saludos cordiales y cristianos para todos...

Anónimo dijo...

Reconociendo que todos tienen razón, en la parte de la exposición y defensa de los argumentos, a favor, en contra o me da lo mismo, creo que siempre se ha distinguido la Iglesia Adventista por tres o cuatro razones fundamentales. Y éstas razones, han permitido, con el tiempo, hacerla distinta, diferente e identficable, positivamente, de las demás denominaciones religiosas, protestantes o no, en la calificación de una Iglesia digna a imitar. Pienso que cada uno puede pensar y hacer lo que considere más apropiado o idóneo en su vida. Pero al margen de ello, no se puede, no se debe, creo, derribar las columnas en las que se fundamenta una comunidad religiosa admirada y respetada por muchas personas del mundo científico, político y social. El Sábado, la salud, el amor a los demás y la alimentación saludable, han sido, y deberían seguir siendo, los pilares de una Iglesia que nació con vocación de ayudar a las personas espiritualmente y físicamente. Argumentos, a favor y en contra, no faltarán. Que cada uno haga lo que mejor considere apropiado, sin molestar, ofender ni argumentar ideas y apreciaciones despectivas contra nadie. En el fondo, creo, el mensaje está ahí. Cristo viene. Que el corazón de cada uno piense la mejor manera de darle la bienvenida. Saludos cordiales y cristianos para todos...