13 marzo 2007

VIAJE A ZARAGOZA Y VILLANUEVA

Conducía el coche y a medida que iba cambiando el paisaje me preguntaba por qué los gallegos son tan famosos por su morriña de la tierra, si en realidad es algo que le suele pasar a todo el mundo con su tierra, aunque no sea de una belleza excepcional.
Los niños y Jona estaban dormitando, y yo pensaba para mis adentros: Mira! Aquí está la primera casa donde viví, y este era mi barrio, esta es mi calle, y por allí íbamos hacia la iglesia. Y aquí antes había un restaurante, y yo solía jugar en estos columpios mientras mi padre miraba cómo jugaban a la petanca, y allí... bueno, qué os contaré, se me agolpaba todo en la mente, pero no era plan de aburrirles...
Cuando llegamos a Zaragoza, se me iluminó el rostro. Mis padres habían llegado unas horas antes. Al día siguiente fuimos a la iglesia de Delicias. 22 años sin ver a mucha de la gente que había allí. Qué sonrisas!! Qué alegría (por un lado, y cómo pasa el tiempo, buff!!). Bueno, y por la tarde yendo al pueblo, conducía de nuevo y los demás echaban la siesta. Hubiera querido hacer fotos a cada rincón que mi memoria recordaba,...no hubiera acabado.
No sé cuándo será la próxima visita, pero lo que más me gustaba era ver las caras de mis padres volviendo al lugar donde habían pasado gran parte de sus vidas, esa parte de la vida que queda marcada hasta los tuétanos.
Para ver las fotos, tendrás que ir a http://3678042624.slide.com/p/3/20+aos+sin+vernos
No sé por qué hoy no he podido subir las fotos. Cosas del blog!!

2 comentarios:

fesnan dijo...

jajjaja, todo eso me pasó a mi hace unos 6 años que yo tmbién fui a Zaragoza y al pueblo,
no te estendiste mucho, pero bueno..., a ver si puedo ver las fotos mi conexión es muy lenta,

besines.

Antonio dijo...

La morriña es el surco que deja el tiempo en la memoria. Recuperar esas imágenes es sembrar esperanza en los recuerdos para que nunca se olviden y germinen año tras año. Que paséis unos días felices.