15 febrero 2008

EL ENEMIGO DEL HOMBRE


Cuánto me he acordado de Job estos días.
Un hombre que lo tenía todo para ser feliz, y que lo era.
Pero a Satanás, eso de ver gente feliz, le pone fatal, no quiere que nadie sea feliz, y allí donde ve felicidad y armonía es donde más le gusta ensañarse.
Así fue como en menos de 24 horas despojó a Job "de todo" (no, de todo no pudo, aunque ese era en realidad el reto). Le quitó a sus diez hijos, su fortuna y su salud. Los amigos que en teoría iban a consolarle, lo único que hacían era fastidiarle más, y querían hacerle creer que él era el culpable de su situación, que algo habría hecho él para merecer eso.
Lo único que había hecho Job era ser feliz, de la única forma que un ser humano puede serlo, y es confiando en Dios. Y, a pesar de que en esa situación ya no podía sentirse feliz, porque la calamidad no se enfrenta con alegría, sino con dolor, no dejó de confiar en Dios. ¡Qué hombre! "Dios dio, Dios quitó, alabado sea Dios!".
Dios no quita, Satanás quita.
Dios demostró a Satanás que Job no le amaba por los bienes materiales o de salud que poseía, le amaba porque sí. Y hecha la demostración, Dios bendijo a Job más de lo que lo había hecho hasta entonces.
Qué experiencia tan dura pasó, deseaba morir para aliviar su sufrimiento. Pero al final, Dios habla con él, y le dice que Él sabe cómo hacer las cosas y tiene toda la sabiduría, y que nosotros no podemos entender muchas cosas, pero, Confiad!

4 comentarios:

Antonio dijo...

Nada tiene sentido: los criminales campan a sus anchas y los buenos sufren hasta el final. Dices que el amor todo lo vence, pero, en la vida, el dolor siempre encuentra un resquicio por el que colarse, hasta abrir una grieta lo suficientemente grande como para derribar un árbol y convertirlo en astillas.
No me gusta Job: es uno de los personajes bíblicos que me caen mal, quizá por su exasperante conformidad, quizá porque no parece humano, quizá porque me toca ser Job muchas veces en la vida.
Lo mejor de todo, esa confianza finalmente recompensada. Es el tiempo...

Ana dijo...

La historia de Job es esencial en la Biblia. Sin su historia, la Biblia estaría incompleta. ¿Por qué sufrimos? En algunos casos, la respuesta la tenemos en su historia: porque tenemos un archienemigo.
En otros casos, son consecuencias de nuestros propios actos. Pero, de verdad, a mí su historia, además de impactarme, me reconforta, sobre todo en estos momentos.

jessicanavio dijo...

AUNQUE APARENTEMENTE JOB ESTABA SOLO, SUS AMIGOS ENCONTRA DE EL, SU MUJER EN CONTRA DE EL, TODO LO QUE TENIA HABIA DESAPARECIDO HABIA UNO QUE VELABA POR EL, �QUIEN? DIOS... NO DEJO QUE SATANAS LO MATARA, NO DEJO QUE SUFRIERA MAS DE LO QUE JOB PODIA SOPORTAR, NO DEJO QUE SU ANGUSTIA LO MATAR�...
DIOS ESTA CON NOSOTROS EN TODO MOMENTO, DIOS NOS AYUDA A LEVANTARNOS CADA DIA, COMO AYUDO A JOB..
JOB ES UN PERSONAJE INCLEIBLE Y EXACTAMENTE HUMANO.. EL ES TAN HUMANO COMO NOSOTROS.. EL ESTA AH� PARA QUE NOS DEMOS CUENTA DE QUE NO TODO ESTA SIEMPE ACABADO...

JOB AMO A DIOS DE FORMA INCONDICIONAL Y AUNQUE TB ESTABA ENFADADO CON EL NUNCA LE TRAICIONO NI PECO...
QUE JOB SEA UN EJEMPLO PARA NOSOTROS
"MAS EL CONOCE MI CAMINO; ME PROBAR� Y SALDR� COMO ORO" JOB 23: 10

Anónimo dijo...

hola:
Por casualidad llegué a esta página y me gustaría comentar:

Nada escapa a la voluntad del Ser, ni siquiera su sombra (Satanás) cuyo papel es fundamental. La paloma cree que el aire le dificulta en el vuelo, pero este realmente la soporta. Así la función inicial de Satanás es el entrenamiento, en esta escuela que es la vida. Aquellos orientados hacia el interior, hacia lo real no tendrán problemas en superar estas pruebas, que aún lo concienciarán más. Todo lo exterior es aparente, es un medio más que un fin y todo aquel que se identifique con eso sufrirá gratuitamente "ese el el mensaje" (recuerdo la parabola de los cimientos). La verdadera riqueza que tenía Job no era material y así lo demostró. La felicidad es una cuestión estrictamente interior. Más que poco sabemos del mundo interior (en verdad que la casa del padre está llena de ladrones y comerciantes...)
saludos...
ejosmel@gmail.com